Me tiene enamorada la mini-bailarina que dibujé para el blog de las Randis

De vez en cuando la miro por placer, porque me da energía y me coloca una sonrisa rápidamente en el alma.

Es lo que yo llamo el “efecto randi”! Es pensar en ellas y no puedes dejar de sonreir.

Os echo de menos preciosas!